miércoles, 12 de octubre de 2011

Dichosa la mañana que vi tus zapatos bajo mi cama.

No paraba de pensar que será muy dichosa para mí la mañana que viera tus zapatos bajo mi cama y tú estuvieras desnuda durmiendo a mi lado medio abrazada a mí y medio ocupando el 89% de la cama, como hacen todas las chicas que me importan siempre, acaparar toda mi cama y tirarme fuera después de robarme las mantas.

En estado de espera a que ocurra.

1 comentario:

  1. Los zapatos bajo la cama y la ropa desordenada sobre la alfombra...

    ResponderEliminar